Lo siento por vuestros oídos

No perdono ni un día de prácticas, aunque me encuentre un poco febril. Ayer, sin ir más lejos, con visita en casa, me puse a cacharrear con la guitarra.

Nada bonito, de hecho.

Me estuve pegando con arpegios y luego le di un poco al rasgueo. Después me vine arriba y canté un poco. En ese momento, la visita me pidió la «de Piratas del Caribe». Le contesté que eso estaba por encima de mi nivel, que llevaba solo dos meses con la guitarra. ¿No va y se sorprende y me dice que tengo oído, que lo hago muy bien para llevar dos meses? ¿Yo? ¿Oído?

Soy consciente de lo mal que lo hago, que conste. No sé si es lo normal o no con el tiempo que llevo practicando, es lo que yo sé. De hecho, como testimonio, me voy a subir un par de pistas. Una del 22 de enero, la otra de hoy, día 28. La primera es un tormento para el buen gusto. La otra solo se queda en una patada en los huevos.


Que conste que vengo de cantar los amaneceres desde el gallinero.

Aún así creo notar cierta mejoría, no solo en la guitarra, sino también en la voz.

¿Qué tengo para trabajar? ¿Hago una lista para agobiarme o para ver si dentro de un mes he mejorado la mayoría de puntos?

  • El puñetero FA. A este tengo que dedicarle un post.
  • El jodido SOL. Casi te tengo, pillín.
  • ¡¡¡El tempo!!!
  • ¿Os habéis dado cuenta que me equivoco con los acordes una barbaridad? A veces queda bien. Las menos.
  • Coge aire. Respira, repira.
  • Pierdo el tono en el segundo verso de cada estrofa siempre.
  • Pierdo el tono a medida que avanza la canción.
  • Si canto una nota en tensión no puedo soltar la tónica como acorde… ***FACEPALM***
  • Ya cada vez menos canto con la cara en lugar de con el pecho. Ahora a por el vientre.
  • En el puente voy perdiendo la nota con cada repetición…

Lamento profundamente que hayáis tenido que escuchar esto. También he elegido lo mejor que hice el día 22 y lo más completo, que no mejor, que he hecho hoy. A fin de cuentas, esto es más para mí, para volver en unas semanas y decirme: «Venga, Iván, tú puedes, mira como lo hacías entonces.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *