Cómo aprender (cualquier cosa) II

Bienvenidos al siglo XXI. Los que nacimos el siglo pasado y podemos recordarlo tenemos en mente formas de aprendizaje que, si bien siguen siendo válidas, no son lo mejor de lo mejor a la hora de afrontar un aprendizaje que, en última instancia, puede ser anodino.

Gracias a las innovaciones tecnológicas, recientemente se está poniendo de moda dos formas de autoaprendizaje que nos ayudan a pasárnoslo bien: los tutoriales en vídeo (hecha por gente competente con don de gentes) y la gamificación asistida por un videojuego.

Amigos millenials y zoomers, a lo primero estamos más que acostumbrados ya. Lo segundo nos lo vendieron en su día como videojuegos, pero actualmente ese juego forma parte de procesos de aprendizaje que nos llevan a retarnos a nosotros mismos. Por ejemplo, hay varios métodos de aprendizaje de instrumentos musicales que, con ayuda del móvil o de un ordenador, mide tu competencia y te dice en el momento dónde fallas.

Desgraciadamente, por mucho que te digan qué has hecho mal, tienes que corregirte tú mismo.

Por eso mismo es importante saber diferenciar qué es lo que haces mal y cómo hacerlo bien. También es importante saber diferenciar qué es lo que haces bien. Por ejemplo, «Toca un C4». Lo primero que pensamos es: «O toco un C4 o toco otra nota» o, «lo hago bien o lo hago mal».

Bueno, no es tan sencillo, puedes estar haciéndolo bien y no tocar la nota que se te pide y puedes estar haciéndolo mal y tocar, aún así, esa nota. No vamos a entrar ahora en errores de método, que son importantes también, sino que nos vamos a quedar en tocar bien la nota, o un POSITIVO en adelante, o tocar mal la nota, un NEGATIVO a partir de ahora.

Lo que es importante en un examen no lo es para nada mientras estás aprendiendo.

Grábate esto a fuego: no aprendes de lo que haces bien. Nada. Por eso, cuando estás en proceso de aprendizaje es importante fallar, pero es más importante también corregirte. Para eso tienes que aprender a diferenciar los cuatro tipos de respuestas que puedes dar a ese tipo de preguntas dividiendo los positivos y negativos en las respuestas que coinciden con tus conocimientos y las que no.

Vamos a usar de ejemplo «Toca un C4» y vamos a empezar con los negativos.

«Mierda, he tocado un Mi bemol tres octavas por encima.»

Bueno, no es malo. El fallo de ejemplo es garrafal, pero nos sirve. ¿Qué puede pasar?

«Ah, que el Do 4 está aquí»: mira, ya te has corregido y ya lo puedes incluir en tus conocimientos. Es un Verdadero Negativo y te sirve para aprender. Es tu mejor amigo siempre y cuando te corrijas.

«¿Cómo narices he fallado algo tan sencillo si lo sé hacer?»: no te atormentes, sabes hacerlo, ¿no? No falles en el examen, pero mientras estés aprendiendo, los Falsos Negativos te dicen más de ti mismo que de lo que sabes o no hacer. Algo puedes aprender si haces introspección y buscas el origen de tu error. ¿Estás estresado con la cabeza en otras cosas? ¿despistado? ¿cansado? ¿ha fallado la aplicación que estabas usando? Si es esto último ni te molestes, que esas apps tienen mucho curro.

«Y aquí está el C4. Yupiiii.»

Lo has hecho bien, pero… cuidado.

«Este es el C4 y se toca así»: Y a otra cosa, que lo sabes hacer y lo has hecho bien. Es y debe de ser lo normal. Nada tienes que sacar de los Verdaderos Positivos ya que son el objetivo de tu aprendizaje.

«Qué coña, lo he adivinado de chiripa»: Si hay un demonio es el Falso Positivo. Ya sea porque lo has hecho bien por casualidad o porque la aplicación ha fallado y te ha dado como bueno algo que has hecho mal. Lo importante de esto es ser consciente de que no sabes hacerlo y ponerle incapié como si fuera un verdadero negativo. No siempre es fácil de reconocer, por lo que es importante repetir, repetir y repetir hasta que todo lo que te pueda salir mal te salga mal y lo corrijas.

No te quedes solo en los juegos.

Todo lo que puedas aprender que se pueda hacer mediante la emulación de un examen es proclive de de esto cuatro tipos de respuestas, como los tests para los exámenes teóricos de conducir.

Espero que os haya servido de algo. Nos leemos en las redes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *