El valor de tu equipo

No hago más que ver en youtube y blogs a ciertas personas recomendando que, como poco, te gastes X en cierto material porque gastarte menos es tirar el dinero y no vas a sacar nada de lo que te compres. Estos no te dicen «esa guitarra de 99 € es mejor que no la compres que está llena de desperfectos, hay otra por un precio similar que…» sino que te dicen «no te gastes menos de 400 € en una guitarra» o «un ampli por menos de 200 €» es tirar el dinero» o «no te gastes menos de 600 € en tu interfaz de audio, que el sonido de las demás es una mierda».

Si sois como yo, un currito, con un presupuesto limitado y mucha pasión por la música, no les hagáis caso. Quien te dice eso nunca ha tenido problemas de dinero, no tuvo problemas en que su primera guitarra fuera una Fender Stratocaster de primera mano con los mejores materiales. Cuando quiso clases solo tuvo que pedirlas y al día siguiente tenía un profesor particular a domicilio.

Si sois como yo, ahorrar para ese equipo os puede ahogar la pasión.

¿Tu primera guitarra? De segunda mano y económica. Pide ayuda para elegirla, para no ser timado o por si la guitarra está hecha un destrozo.

¿Tu segunda guitarra? Pues también, de segunda mano. Que lo que solemos hacer es comprar una acústica o una clásica y una eléctrica. Lo mismo con esta ya tienes suficiente experiencia para ir a comprarla solo.

¿El resto del equipo? Pues igual.

Estás empezando, no te agobies con el material.

Total, no sabes si en realidad no es lo tuyo. Yo comencé a tocar guitarra hace casi 20 años y lo dejé enseguida. Si me hubiera comprado algo entonces habría sido tirar el dinero.

Ahora, en cambio, tengo dos guitarrillas y un ukelele, todos de segunda mano y por menos de 50 € cada uno, comprados en diferentes meses para no joder mi economía (la primera guitarra fue un regalo, como bien sabéis, aunque sé que rondó por ahí el precio). El material adicional tampoco es el mejor: una interfaz de segunda mano que pillé por 15 pavos que al menos suena y puedo utilizar pedales y amplificadores virtuales ahorrándome una pasta.

Mientras tanto, sigo aprendiendo. Si algún día me dedicara a esto profesionalmente actualizaría mi equipo, pero no ahora.

Desgraciadamente, los motivos por los que te recomiendan no gastar menos de X son ciertos.

Las calidades se notan. No es lo mismo un cable comprado en un bazar que uno de calidad en una tienda dedicada a las guitarras.

No es lo mismo un cuerpo de madera en una pieza que de plástico.

Las calidades se pagan.

Por suerte, para los que empezamos, no se nota.

El primer día que coges la guitarra tanto tú, con tu guitarra de 50 €, como el vecino pudiente con su flamante guitarra de 2000 €, vais a sonar igual de mal. Os dolerán los dedos por igual. Si sois capaces de distinguir una guitarra de otra tocada en vuestras manos, será por suerte.

Es más, es posible que tu amigo el pudiente termine abandonando con mucha brevedad, muy frustado. Total, «le han timado con la guitarra, le habían dicho que era muy buena y que sonaría de maravilla y a él le suena igual que la chusta barata que tiene el pobretón aquel», aunque a ti te diga que sí lo nota.

Pon tus prioridades encima de la mesa, si lo que quieres es aprender a tocar guitarra, aprende con lo que te caiga en las manos. El valor que le des a ese material será mucho mayor que su precio de venta y lo guardarás como un tesoro, porque habrá sido la guitarra que te enseñó lo que sabes.

Únete a la conversación

1 comentario

  1. Tenía tu blog guardado en marcadores desde que te encontré en un comentario de chachiguitar, me alegro de que sigas tocando y actualizando el blog.
    Un saludo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *